jueves, febrero 07, 2008

La argentinidad al palo

Puedo decir que me encanta Río. Puedo decir que me encanta Brasil. Puedo hacer un esfuerzo gigante para aprender a hablar portugués acá, sin profesor. Puedo decir que amo su cultura. Puedo decir que amé el carnaval. Puedo decir que me encanta la alegría de esta gente. Hasta puedo hacerme amigos brasileños.
Pero no puedo, por más que lo evite, reprimirme cuando, mirando O Globo, veo Brasil-Irlanda, que de mis tripas salga un calor, unas palabras que se amontonan, y que mi garganta poco a poco disfrute de decir: Brasucas del orto!

4 Comentarios:

Blogger Araña con antifaz dijo...

AGUANTEE IRLAAAAAAAAAANDA!!!!!

(perdón..)

Besos

3:33 p. m.  
Blogger Kapiche dijo...

jajaja es verdad.... serán nuestros hermanos sudamericanos o lo que sea pero.... salvo contra Inglaterra son nuestros enemigos
otra cosa:
no podés sacar eso de las letritas... rompe como loco...
saludos

4:52 p. m.  
Blogger Jack dijo...

Es que justamente eso nos separ de los vecinos; las ganas de que se les caiga el techo en la cabeza mientras los miramos tomando mate desde la puerta de la nuestra.

¿Ha conocido Bahia? Habiendo estado en Río y Bahía, yo debo confesar que me enamoré de San Salvador... perdidamente.

4:35 p. m.  
Blogger Maru dijo...

Araña: ;)

Kapiche: Yo sacaría lo de las letritas... pero se me llena de spam!!!

Jack: En realidad no. Acá nos ven como una especie de europeos frustrados y muchas veces hablan pestes de nosotros. De hecho tienen un chiste, en el que están un argentino y un brasileño y se les aparece un genio. El argentino pide que construyan una muralla gigante, que separe argentina del resto. El brasileño le pregunta al genio si ya la construyó, y le pide que le eche agua adentro.
No conocí Bahía, dicen que es hermosa. Me queda pendiente, como tantas otras cosas. Deberé tener que ir a estudiar allá tb...

5:31 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home