miércoles, junio 27, 2007

Olvidarse de...

- Mamá, ¿si me olvido de olvidarme quiere decir que me acuerdo?
- ... (socorro).
- ¡Mamiiiii!
- Dime, dulce angelito, belleza tierna, suave capullito de algodón, ¿no quieres que te prepare una leche bien rica? (sonrisa disimuladora).
- Ándale, mami, contéstame. ¿Si me olvido de olvidarme quiere decir que me acuerdo?
- ¿Puedo preguntar primero si se te olvidó algo?, ¿si va a ocurrir algún desastre por algo que olvidaste?
- No, lo que pasa es que Pati y yo estamos haciendo un cuaderno con preguntas.
- ¿De veras? ¡Pero qué afortunada soy!, y la mamá de Pati debe estar feliz, también; a ver, dame un ejemplo para tu pregunta.
- Mira, si yo quería olvidarme de algo feo, pero me acordé sin querer ¿quiere decir que me olvidé de olvidarme?.
- No, Natacha, quiere decir que no pudiste olvidarte.
- ¿Y cuál es la diferencia entre no poder olvidarse y olvidarse de olvidarse?
- En que uno se olvida de las cosas, pero no se acuerda de que se tiene que olvidar de algo.
- Pero yo puedo acordarme de algo aunque no esté pensando en eso.
- ¿A ver? ¿Un ejemplo?
- Si toco la guitarra me acuerdo de las notas aunque no las esté pensando, porque las toco automático.
- ¿Entonces?
- Pues que me acuerdo de algo sin estar pensando, entonces sí puedo acordarme de que me tengo que olvidar y cuando dejo de acordarme ¡paf!
- ¿Paf? ¿Qué? Sigue.
- ¿¡Qué!?
- Entonces, cuando dejas de acordarte que querías olvidarte, lo que pasa es que te acuerdas de algo... no que te olvidas de olvidarte.
- Bueno, pero por eso te preguntaba, para acordarme de algo que me quería olvidar ¿tengo que olvidarme de olvidar?
- No, Natacha, uno no se olvida de olvidarse.
- ¿No?
- No, lo que tú dices que es olvidarse de olvidarse se dice acordarse, y ya.
-¡Por eso! ¡Eso es lo que yo te preguntaba al principio! ¿Si yo me olvido de olvidarme quiere decir que me acuerdo?
-¿¡Me quieres volver loca, Natacha!? No existe olvidarse de olvidarse, existe acordarse u olvidarse y ya.
- ¿Y ya?
- Sí, y ya.
- ¿Y por qué uno puede acordarse de acordarse y no puede olvidarse de olvidarse? ¿Eh?
- ... (uno, dos, tres...).


Cuento tomado del libro "Natacha" de Luis Pescetti.

9 Comentarios:

Anonymous deapoco dijo...

menos mal, estaba a punto de desmayarme...

10:22 p. m.  
Blogger .:. chirusa .:. dijo...

Pesceti es un genio
mencantó! (como casi todo lo que escribe, y canta)
besos!

12:58 a. m.  
Blogger amélie poulain dijo...

Jajaj lo compré cuando tenía doce años en la feria del libro en Bs As, y cada vez que lo diviso en la biblioteca lo releo. Uno de los que más me gustan: el del mensaje en el contestador.. jajaj me acuerdo y sonrío. Saludos :)

5:57 p. m.  
Anonymous Maximus dijo...

Te iba a preguntar algo pero me olvidé de olvidarme de preguntarte...quiero una aspirina...quiero una aspirina...

4:39 p. m.  
Blogger Pvncho dijo...

no vale decir que me olvidé lo que iba a poner, ¿no? Lo loco que acordar de acordarse es acordarse, deberías hacer una explicación matemática del asunto

12:02 a. m.  
Blogger caro dijo...

Me olvidé lo que iba a escribir, je.

Muy buen blog, salu2.

10:00 p. m.  
Blogger Maru dijo...

DeA: Porrrrr????

Chiru: Yo debo confesar que me caía mal, cuando no lo conocía, no sé por qué, creo que era opr los afiches de promoción. Pero una vez lo llevaron en el lugar donde trabajo y dps leí un libro de él...y bue, tuve que cambiar de opinión.

Amélie Poulian: Uhhhh... no recuerdo ese. Voy a tener que buscarlo.

Maximus: Entonces te acordaste de preguntarme!!!

Pvn: No, no vale. Vos podrías hascer una explicación literaria también. =)

Caro: Je. Gracias

Besos a todos.

12:40 a. m.  
Blogger LadyinBlack dijo...

Digo lo mismo que chirusa: Pesceti es un genio. Ya mismo salgo a buscar el libro!. Saludos...

12:59 a. m.  
Blogger Maru dijo...

Lady: Vaya no más!

Besos

11:26 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home